¡Nada es como antes!

¿Cuántos de nosotros no hemos deseado alguna vez poder regresar a los inicios de nuestra relación? Cuando todo era romanticismo, pasión y felicidad. ¿Qué pasó que mi relación cambió? He aquí una posible respuesta.

El amor se transforma, trasciende y madura. Trasciende del romanticismo y la pasión desenfrenada a un amor estable, duradero, dulce, donde los amantes aprenden a entregarse y a amarse en diversos planos, no sólo el romántico.

Quizá ya no habrá rosas sobre la mesa pero habrá una mano firme que te sostenga, quizá ya no habrá cartas rosadas pero habrá un ser que comparta tus sueños. Quizá ya no habrá melodías de serenata pero tendrás un pecho en el cual descansar. Quizá ya no vivirás una pasión desenfrenada pero podrás vivenciar la entrega de dos almas que se deleitan en el frenesí de sus cuerpos. . .

¡Deleitémonos en lo que hemos construido con amor!

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s