Amemos en Armonía

Vivir en el amor es fluir en el sentimiento de entregar mientras se recibe. Es el compromiso de permanecer para construir. No es la perfección, es la búsqueda constante de balance. Es enseñarse los recovecos del amor, sin forzarse. El amor es cuando dos vidas se unen pero siguen siendo dos.

Aquí les regalo 5 ideas prácticas para amarse en armonía. Colócales tu toque personal o adáptalas a tu vida de pareja. Siéntete en libertad de hacer combinaciones y/o crear nuevas estrategias a partir de las que a continuación propongo:

Iniciemos cada encuentro con una sonrisa: Una sonrisa ilumina las mañanas, facilita conversaciones, despierta pasiones. Acompañemos la sonrisa con una dulce caricia o la suavidad de un beso. Sólo nos tomará 5 segundos de nuestro tiempo y nos retornará años de felicidad.
Hagamos de la cortesía parte del amor: Ser amable mientras convivimos con amor es usar un tono de voz cortés y respetuoso. Supone el uso de frases que implican respeto y cordialidad, tales como: “por favor”, “si eres tan amable”, “gracias”. Aún en el desacuerdo más abierto, la amabilidad y una acertada estrategia de comunicación pueden facilitar la solución del conflicto rápidamente.
Aceptemos los desacuerdos: No intentemos estar de acuerdo en todo. Representamos dos realidades y dos maneras de ver el mundo por tanto siempre habrá desacuerdos. Es importante aceptar que se está en desacuerdo, no hay nada de malo en eso. No tratemos de forzar o cambiar su punto se vista, es sólo un desacuerdo, no es el fin del mundo.
No lo corrijamos en público: El censurar con frecuencia a la persona amada podría ser un síntoma de control. Cuando censuramos deseamos controlar y ejercer todo nuestro poder sobre la persona que amamos. ¡No necesitamos controlar para que nos amen!
Digámosle las cosas que nos enamoran de él/ella: Malgastamos gran parte de nuestro tiempo cuestionando su comportamiento. Lo criticamos con la ilusa intensión de querer cambiarlo. La crítica causa tensión, desarmonía, estrés. ¿Por qué no invertir un poco de ese tiempo en expresarle a nuestro amado aquellas cosas que nos enamoran de él/ella? No se requiere de grandes planes ni preparaciones. Sólo necesitamos apreciar sus pequeños y hermosos detalles, reconocérselos y practicar con amor el elogio como parte de la felicidad que estamos construyendo.
Estas son sólo algunas de las estrategias que propongo en mi libro, actualmente en edición. Si las hacemos parte de nuestra interacción diaria estaremos construyendo un cielo para dos, donde podremos vivir un amor intenso, sano y delicioso. ¡Comencemos la construcción de nuestra felicidad ahora mismo!

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s