Qué opinan sobre el libro

¿Alguna vez has tenido deseos de comer un pequeño dulce con un rico café, que te levante el alma sin empalagarte? …. así es este libro…. capaz de saciar tus deseos de búsqueda de balance, con un toque de dulzura, una taza de calor humano y una realidad espumante… encantador… bonito …”

Alejandra Prieto.
Maracaibo-Venezuela. Analista, comercial.

El libro es una maravillosa experiencia de vida movida por el sentimiento más poderoso como lo es el amor. Dentro de los elementos que más enganchan al lector es su sencillo lenguaje, su tertulia amigable y reflexiva poesía psicológica que te hacen hacer el click desde el primer encuentro con su letra. A nivel personal me ha servido de mucho ya que se describen situaciones en las cuales me veo reflejado. A nivel profesional lo uso como instrumento de apoyo en consultas y terapias.

Gabriel Sánchez.
Cabimas-Venezuela. Docente, Orientador.

Tiba Araujo combina en este libro su experiencia como mujer, pareja, terapeuta, psicóloga, amiga, madre, persona….Con muchos episodios de su propia vida y experiencia profesional nos entrega un cúmulo de ideas sobre lo que puede llegar a ser el amor cuando tu autoestima y valor propio son tu prioridad y en esa libertad amar al otro…Me sentí identificada en muchas de sus páginas…una gran lección para todos aquellos que alguna vez o actualmente creímos o creemos que el amor significa sufrir…nada más lejos de la realidad….Recomiendo este libro por su valor para la construcción de la vida en pareja….Los poemas y reflexiones que allí aparecen son hermosos y muestran parte del alma de esta excelente profesional y ser humano….

Nataly Huerta
Chicago, Illinois. Educadora. Orientadora.

¿Por qué me fuiste infiel?

¿Por qué me hiciste esto?, ¿por qué lo hiciste, si yo no me lo merecía? Éstas son preguntas que nos hacemos una y otra vez cuando la infidelidad nos ha roto el corazón. No hay respuestas únicas. Son muchas las explicaciones para la deslealtad, muchas las razones que conseguimos para justificar el engaño.

Examino con Uds. algunas de las respuestas más comunes:

1. “Lo hice porque mi relación se había tornado aburrida y poco excitante” Los que buscan excitación y altos niveles de emoción fuera de la relación ciertamente la encuentran, pero es absolutamente temporal. Se trata de una excitación pasajera. Dura mientras permanece el encanto de una relación a escondidas, secreta. Posiblemente esta nueva relación igual termine convirtiéndose en tediosa y aburrida. Entonces, todo esfuerzo por recuperar las emociones perdidas habrá sido en vano; y el nuevo amor, ilusorio.

2. “Me cansé de su carácter y las interminables peleas” Las personas que huyen de los conflictos sólo los están postergando, evadiendo. No están aprendiendo a manejarlos, no aprenden a negociar las diferencias, sólo saben escapar. Si sólo se quedaran para asumir la responsabilidad de aprender juntos, la relación crecería en lugar de morir.

3. “Decidí hacerlo porque me hizo sentir especial de nuevo.” Para muchos es vital el sentirse especiales, amados, apreciados. Cuando esto no sucede algunos lo buscan en otra persona, sin percatarse que toda relación que se inicia producirá un encantamiento y los hará sentirse muy especiales. Pero como ustedes saben… el encantamiento es pasajero, temporal. ¿Qué tal si invirtiéramos nuestros esfuerzos en recuperar la energía desvanecida de la propia relación? ¿Qué tal si le pones una cara de sonrisa a tu relación en lugar de buscar sonrisas fuera de ella?

4. “Lo hice porque me enloqueció la atracción sexual que no sentía en mi relación” El sexo es indiscutiblemente un elemento esencial del amor, sin embargo, la persona pronto se dará cuenta que el sexo por sí solo no es capaz de tocarnos el alma. El sexo no nos lleva a construir relaciones íntimas, no nos hace caminar el mismo sendero de la vida. Si sólo nos tomáramos el tiempo para enriquecer nuestra sexualidad y evitar la rutina, podríamos evitarnos muchos sinsabores.

Cualquiera que sea la justificación que se le dé al acto infiel, si tú eres la persona engañada, ¡No te sientas culpable! Porque sencillamente no lo eres. La infidelidad es una decisión propia, no es obligada.

En cambio, te sugiero evaluar qué podrías hacer para mejorar tu relación para regresarle la armonía, pero nunca asumir la responsabilidad de la infidelidad del otro. ¡Esa es absoluta responsabilidad de tu pareja!

Superar el dolor de la infidelidad puede tomar tiempo y mucho esfuerzo. Sin embargo, siempre es posible sanar las heridas, para lo cual se requiere un profundo compromiso de ambos con el fin de dejar atrás la brecha que los separa. Se requiere el compromiso de la lealtad a costa de lo que sea y el compromiso de pasar la página y seguirse amando…

Amor bonito, amor real

Cuando se disfruta del amor duradero y bonito, se respira libertad y armonía en la relación. El respeto y la aceptación le otorgan a los que se aman la libertad de ser,  mientras se entregan en su completitud. Ambos disfrutan de ser quien son, sin el temor de ser juzgados. No hay máscaras para esconderse,  porque la verdad ha sido revelada y asumida.

No idealizo esta etapa del amor, ni mucho menos la presento como la perfección hecha romance. No es el paraíso, pero es un cielo construido entre dos, en el cual la felicidad es, definitivamente, posible.

En el transcurrir del tiempo, la pareja que se ama bonito aprende a ser cortés, a tolerar, a dar y recibir… a ser leal. Aprende a sobrellevar y resolver los conflictos, haciendo uso de lo que sabe del otro. ¡No es la ausencia de conflictos lo que hace la diferencia, es el cómo son manejados!

Los que aman bonito deciden quedarse aun cuando la tierra tiembla, aun cuando las ganas se agotan, aun cuando el cansancio los vence.

Aprender a sugerir en lugar de imponer, aprender a conversar en lugar de discutir, aprender a aceptar y a amar en lugar de juzgar y herir: es, felizmente, la ineludible tarea para los hemos decidido amar bonito.

¿Quién es Tiba Araujo?

Destacada Psicólogo Clínico, terapeuta de pareja y familia, por años ha estudiado el misterio del amor y el complicado pero hermoso arte de vivir en pareja. Es autora del libro “Sobre amor y Sufrimientos. Realidades de la vida en Pareja”. Allí explica cómo asociamos equivocadamente amor con sufrimiento. Sufrir mientras amamos nos lleva a vivir ciclos enfermizos de frustración y violencia en nuestras relaciones de amor.

Tiba Araujo propone un concepto fresco y realista sobre el amor: el amor bonito. Éste se construye con el intercambio dos realidades dispuestas a entregarse y a permanecer. El amor bonito se crece en las dificultades y en los desacuerdos conversados. Es un riachuelo de sentimientos tranquilos, estables, aunque no ausentes de pasión y romance. La pareja mira realísticamente su relación, el romanticismo no los ciega. Saben que no es perfecto pero se regocijan en él.

Basada en su experiencia como mujer y psicólogo ha desarrollado un enfoque sencillo y muy realista de la vida en pareja. En su pasión por servir a las mujeres y la comunidad latina se ha convertido en una reconocida presentadora de seminarios y conferencias en el tema del amor, sufrimiento y pareja.

En Estados Unidos ha coordinado diferentes programas para familias. Ha supervisado programas para familias sustitutas y programas para prevenir el abuso en niños. Con residencia en el estado de Nueva York, ofrece servicios a familias latinas con niños discapacitados y con retraso en el desarrollo. Ejerce sus funciones como Directora de Inter Family Consultation, donde se avoca a educar y asesorar parejas y familias en el camino de la construcción de la felicidad. Para consultas online y seminarios nuestra información de contacto es:

Telf: 267-909-5586 (USA)
tiba.araujo@interfamily.com
facebook.com/tiba.amor
Twitter: @tibaaraujo

Seis ideas para ser feliz en pareja

¿Te preguntas al despertar qué puedes hacer hoy para devolverle la felicidad a tu relación de pareja? ¿O te preguntas cómo mejorarla? ¿O sencillamente deseas saber cómo nutrir el amor que hasta ahora has construido?

Aquí propongo 6 ideas prácticas para disfrutar de una deliciosa armonía en el amor. Colócales tu toque personal o adáptalas a tu vida de pareja. Siéntete en libertad de hacer combinaciones y/o crear nuevas estrategias a partir de las que a continuación les presento:

1. Iniciemos cada encuentro con una sonrisa: Una sonrisa ilumina las mañanas, facilita conversaciones, despierta pasiones. Acompañemos la sonrisa con una dulce caricia o la suavidad de un beso. Sólo nos tomará 5 segundos de nuestro tiempo y nos retornará años de felicidad.

2. Hagamos de la cortesía parte del amor: Ser amable mientras convivimos con amor es usar un tono de voz cortés y respetuoso. Supone el uso de frases que implican respeto y cordialidad: “por favor”, “si eres tan amable”, “gracias”. Aún en el desacuerdo más abierto, la amabilidad y una acertada estrategia de comunicación pueden facilitar la solución del conflicto rápidamente.
3. Aceptemos los desacuerdos: No intentemos estar de acuerdo en todo. Representamos dos realidades y dos maneras de ver el mundo; por tanto, siempre habrá desacuerdos. Es importante aceptar que se está en desacuerdo, no hay nada de malo en eso. No tratemos de forzar o cambiar su punto se vista, es sólo un desacuerdo, no es el fin del mundo.
4. No corrijamos en público: El censurar con frecuencia a la persona amada podría ser un síntoma de control. Cuando censuramos, deseamos controlar y ejercer todo nuestro poder sobre la persona que amamos. ¡No necesitamos controlar para que nos amen!
5. Digamos las cosas que nos enamoran de él/ella: Malgastamos gran parte de nuestro tiempo cuestionando su comportamiento. Lo criticamos con la ilusa intención de querer cambiarlo. La crítica causa tensión, desarmonía, estrés. ¿Por qué no invertir un poco de ese tiempo en expresarle a nuestro amado aquellas cosas que nos enamoran de él/ella? No se requiere de grandes planes ni preparaciones. Sólo necesitamos apreciar sus pequeños y hermosos detalles, reconocérselos y practicar con amor el elogio como parte de la felicidad que estamos construyendo.
6. El poder de un “Lo siento”: Muchos olvidamos, cuando hemos herido al ser amado, la importancia de un oportuno “lo siento”. Herimos cuando hemos actuado impulsados por el dolor o la rabia. Un “lo siento” pronunciado con sinceridad puede cambiar el curso de cualquier conflicto y generar acercamiento. Tocar los sentimientos de tu amado con claro arrepentimiento es una muestra de que su amor y bienestar te importan. Tampoco es conveniente abusar de esta estrategia, pues si mucho se dice, poco se cree.

Estas son sólo algunas de las estrategias que propongo en mi libro: “Sobre amor y sufrimientos. Realidades de la vida en pareja”, actualmente en edición. Si hacemos de estas estrategias parte de nuestra interacción diaria estaremos construyendo un cielo para dos, donde podremos vivir un amor intenso, sano y placentero. ¡Comencemos la construcción de nuestra felicidad ahora mismo!

Para mayor información contáctame a: http://www.facebook.com/tiba.amor

Siempre contigo

Tiba

Carta triste a una amiga

Hoy quiero contarte cuánto he cambiado desde la última vez que nos vimos. Cuánto me han hecho reflexionar mis experiencias, aunque en el fondo sigo siendo la misma soñadora de siempre. Recuerdo ese último encuentro. Tenías la mirada baja, la sonrisa perdida. Tu belleza de siempre, era ya casi invisible. La tristeza se reflejaba en tus pasos lentos, en tu semblante lloroso, en tus manos temblorosas y vacías.

Recuerdo tu afán necio por silenciar tu dolor. Pero amiga mia, nunca hubo mentiras entre tu y yo, habíamos aprendido a descubrirnos el alma en los ojos. No tenía dudas, él había hecho de tu vida un suplicio. Tu cuerpo y tu mente habían sido blanco sin compasión de sus golpes, tu alma ya no toleraba más heridas. Pero aún asi no concebías tu vida sin él. Tu vida completa era un sueño roto.

Quise decirte tantas cosas y no lo hice. Quiero pedirte perdón por no haberlo hecho, quizá hoy fuera diferente. Quería decirte que tu encanto físico era sólo el reflejo de la belleza de tu alma, que tu gran corazón no merecía tan horrendo atropello. Que en su lugar merecías un amor puro y hermoso. Quise decirte que no estabas sóla, pero no te lo dije.

Mis labios estaban tentados a expresarte que quien dice amar no hiere ni maltrata, pensé que no me escucharías. El amor no es sufrimiento y te vi padecer tanto. Intenté detener tu dolor pero me confesaste que aún lo amabas y no me atreví a lastimarte.

Ya no eras la misma. Ya no mirabas al cielo, ya no buscabas las estrellas, ya no sonreías con el vuelo de las aves. Ya no creías en ti. Te dibujabas débil, pequeña, sumisa. Ya no quedaba nada de mi risueña amiga. Él había acabado contigo, la vida con él te había robado la dicha. En su lugar te había dejado miedo y dolor.

Hoy te pido perdón mi amada amiga, por no haber llorado contigo. Espero que estas palabras lleguen a ti de alguna manera. Desde tu partida el consuelo no conforta mis noches.

Aquí al pie de tu tumba, te pido perdón por mi cobardía. Te pido perdón por no atreverme a hablarte en aquel último encuentro… quizá hubiera impedido que él acabara con tu vida aquella mañana de julio.

Hasta siempre

Errores en el amor

Los 8 Errores más comunes en una relación de pareja son:

  1. Confundir la pasión del enamoramiento con amor
  2. Insistir en un amor que desde un principio no funciona
  3. Pensar que por amor tu pareja cambiará. Nadie cambia por amor.
  4. Perdonar una infidelidad, dos, tres, cuatro. . ..infinito
  5. Sentir que el ser amado es el centro y única razón de tu vida
  6. Quedarte en una relación insana por tus hijos, dinero. . .
  7. Pensar que el sexo no es importante para seguir construyendo amor
  8. Dejar morir un amor bonito por asumir que el amor se auto-construye

 Estos errores podrían arruinar fácilmente nuestra tranquilidad o nuestra relación de pareja. Si lo deseas, piensa en otro error y envíanos tu comentario.