No sabes cuánto te esperé

Cuántas veces entregamos todo por tratar de salvar esa relación que naufragaba en conflictos, desarmonía, deslealtad e irrespeto. Todo lo que hicimos fue inútil. Sin darnos cuenta de que el error no estaba en cómo abordábamos la relación, sino en que habíamos seleccionado a la persona equivocada.

Quiero en esta nota resaltar la importancia de la selección cuidadosa y correcta de quien compartirá nuestras vidas. Existen varios mecanismos a través de los cuales elegimos nuestras parejas. Me dedicaré aquí a uno de ellos: la repetión de historias o ciclos de vida.

“No cometeré el mismo error de mi madre”, “No me resigno a vivir como mi padre”, “A mí no me pasará lo mismo que a mi madre, quiero una vida diferente”, es lo que decimos comúnmente al referirnos a la historia de nuestras familias. La realidad es que terminamos repitiendo, de alguna forma, los ciclos de vida que tanto cuestionamos y de los que hemos huido insistentemente.

Seleccionamos la pareja que nos permitirá reincidir en las insanas circunstancias familiares en las cuales crecimos. Elena, hija de un padre distanteA mí no me pasará lo mismo que a mi madre. afectivamente, quien a diario se dirigía a ella con gestos y expresiones de menosprecio, seleccionó a un hombre infiel y adicto al trabajo, con muy poco tiempo para ella. Elena repitió así el abandono afectivo de su padre. Prolongó en su relación la sensación de desprecio que experimentó en la infancia. Elena experimentó con su pareja, una vez más, el  malestar e impotencia que vivió en su niñez.

Cuánto no esperó Elena por la llegada de esa persona especial con quien compartir sus sueños, con ese ser con el cual disfrutar cada una de sus mañanas. Luego de esa larga espera, ¿no hubiera valido la pena que se mirara desde adentro, para darse cuenta que estaba escogiendo insanamente, desde su historia de vida?

¿Has pensado alguna vez cómo seleccionas tu pareja?

Es preferible una acertada elección ahora, a una relación que tengamos que llevar a rastras por el resto de nuestras vida.

Siempre contigo

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s